Estilo

Vestidos ultrafemeninos, creaciones plagadas de detalles, lazos, plumas, organza, plisados y drapeados o volantes son algunas de los adjetivos y sustantivos que acompañan a las creaciones de Valentino, un hombre cuyos diseños están inspirados en el cine y en las mujeres de su familia: “La elegancia de mi madre, el valor ritual que ella, mis tías y mis primas daban a los vestidos, a los preparativos para las fiestas y a las bodas, su diversión y su estilo, que aunaba glamour y sentido del decoro, moda y clasicismo, también me marcaron”, asegura el italiano del bronceado eterno.

Buscador infatigable de la belleza femenina, su carrera sigue una línea recta alejada de la tendencia. Su carisma es tal que pude presumir de que existe un color que lleva su nombre, el rojo Valentino. “Siempre me ha encantado el rojo, desde que tengo memoria, pero lo descubrí y se apoderó de mí después de mi primer viaje a España. En aquella época vivía en París y tenía menos de veinte años. Me invitaron al teatro, y allí contemplé a una serie de mujeres españolas elegantísimas, vestidas de rojo. Espléndidas y fieras, muy sensuales y elegantes”, comenta.

En 2008, coincidiendo con los fastos romanos organizados para celebrar sus 45 años en el mundo de la moda, Valentino anuncia su retirada. Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli, responsables de accesorios durante los últimos diez años, fueron los encargados de tomar las riendas de la dirección creativa. En 2012, una sociedad ubicada en Catar ha llegado a un acuerdo para hacerse con el control total de la compañía manteniendo, eso sí, el carácter ultra femenino de sus creaciones.

Prendas icono

Rojo Valentino

Rockstud de Valentino

siguiente